Iubilus

Iubilus

Música electroacústica, 2005

“Entre el tiempo infinito y el finito,

el espacio de un nombre. Innumerable”

basada en un poema de Juan Barja

Del libro “Contemplación de la caída” Ed. Calima

Voz: Myriam Arnouk

La obra explora las mínimas variaciones que contiene un gesto instrumental básico, un vibrato producido por una voz. La cantante Myriam Arnouk emitió, sobre la misma nota, varios sonidos con su vibrato natural. El resultado fue grabado y sometido a una repetición sistemática, suficiente como para que cada sonido desvelara sus características únicas, sus microvariaciones de altura, intensidad y timbre. Expuestos el tiempo suficiente a la percepción, cada uno de ellos podía fijar su fisonomía irrepetible en la memoria del oyente, y convertir estas desigualdades involuntarias, estas irregularidades incontrolables, producto de una fisicidad básica,  en patrones rítmicos aislables, identificables, con  sus propios contornos micro-melódicos, con sus específicos pesos y tendencias. El intérprete es reducido a biología, a cuerpo, ya que es él, su falta de control, de dominio quien decide sin saberlo las variaciones que articularán la obra. Ésta se materializará por tanto en la profundización de la escucha posibilitada por la repetición y en las decisiones que toma la memoria al enfrentarse con un material que sólo se construye, se articula, si ésta actúa, sólo si el  recuerdo lo abarca, lo reconoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *