Discursos en blanco

Fonoteca Nacional de México. México D. F. Circuito Electrovisiones 2011

Concebir, empujar, las cosas al borde de su desaparición. En el límite de su disolución, cuando no quedan más que restos, bloqueada cualquier anécdota, cuando cada detalle se perfila en una importancia sutil, monumental, descomunalmente proyectada. Cerca del silencio, del blanco, el vacío, la nada, cada gesto se alza con una calidad inédita, renovada. El silencio imanta y crea valor, da calidad a cada detalle, porque ha sido previsto, consentido. Todo lo que sobra ha sido eliminado: queda el lienzo y el gesto. El ojo que al mirar genera, el sonido muelle que recoge todas las posibilidades, y abriéndolas las deja abiertas. Empujar justo hasta el borde, buscar el perfil vibrátil en que la imagen se desliza en sonido, casi se transforma, deshaciéndose, en ondas proyectadas por los ojos que nos leen.Miguel Copón

Discursos en blanco es una instalación que reflexiona sobre la identidad del discurso y del hombre. En ella el libro, soporte tradicional del discurso, desaparece, se vuelve contra sí mismo. Ostenta el blanco y se transforma en su contrario, en mirada y en ojo. El discurso deviene visión, no-discurso. Dice el afuera, lo que no es: nosotros. Un nosotros que también mira. el laberinto especular acaba de saturarse con el ojo convertido en ruido, cuya materia es la proliferación del discurso, otra forma de no-discurso.

La instalación, producida en 2011 y exhibida por primera vez en la Fonoteca Nacional de México, en México D. F. dentro de circuito electrovisiones, forma parte de una serie de obras donde el autor se pregunta sobre el significado de abrir y cerrar los ojos, un gesto que pone entre paréntesis al hombre, lo suspende entre la visión del exterior y el mundo ciego del interior, lo escinde fatalmente entre el dentro y el afuera.


Blanck discourses is a multimedia installation reflecting on human identity through discourse. The book, as traditional medium of discourse, vanishes and turns against itself. It holds the blank and changes into its opposite, into eye and gaze.  Discourse becomes sight, non-discourse. It says the outside, what it is not: us. An “us” which also looks. The specular labyrinth comes to saturation by transforming the eye into noise, conceived as another form of non-discourse, whose substance paradoxically is the proliferation of discourse.

The installation was produced in 2011 and premiered in Fonoteca Nacional de México D.F. as part of Circuito Electrovisiones. It falls within a series of works where the artist wonders about the metaphoric potential of closing and opening the eyes, understood as an essential gesture which put human being on hold, suspended between the outer sight and the blind inner world.

Download technical requirements: tech_discursos.pdf (17 descargas)

Discursos en blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *